jump to navigation

My man 27 noviembre 2009

Posted by eltoquedeseda in Suicidio.
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,
trackback

Ayer, mi hombre y yo, madrugamos. Nos levantamos a las 6.00 horas para ducharnos, vestirnos, buscar un bar que suministrase cafeína sin hacer preguntas, coger el coche y estar a las 7.00 horas en la entrada del hospital.

A la hermana de mi hombre la operarían presumiblemente a esa hora y mi hombre quería estar allí desde el principio.

Madrugar mucho es como trasnochar mucho. Pasadas las 6 de la mañana, todavía de noche, la luz eléctrica -en los luminosos, en los coches, en el alumbrado de las calles- tiene algo de impertinencia, de experiencia febril, de gesto grosero hacía el día que empieza. Una vez en la calle, la rutina, el deber y la necesidad  nos conducen de la mano hacía lugares donde el hombre no tendría que haber ido nunca.

El hospital, con los aparcamientos llenos y un trajín de pasillos y personas, tenía algo de afterhours. Yo tenía muchísimo sueño y mi hombre estaba nervioso. Ya estaba allí su familia: sus padres, su hermana y su marido. Luego llegarían amigos, vecinos y familiares.

La primera noticia fue desalentadora: entraría la cuarta a quirófano, a partir de las 11 de la mañana. Decidimos ir a tomar algo sólido. Y aquí empezó lo prodigioso.

En el ascensor nos encontramos con una muchacha que asiste con su familia al grupo terapéutico. Al sentarnos en la cafetería, vi que en la mesa de enfrente estaba desayunando un señor al que conocí en el mismo grupo. Y como colofón, en otra mesa, a nuestra derecha, desayunaba también la madre del muchacho a la que enervé el pasado jueves. Todos allí. Desperdigados por las mesas.

Primero comprobé que mi hombre también los veía y después, agradecí a la fuerza todopoderosa que reparte los trastornos psicológicos entre la muchedumbre que no me hubiese elegido para sufrir alucinaciones paranoides.

La operación fue bien y la hermana de mi hombre ingresó en su habitación a las 14.30 horas.

Nosotros fuimos a casa, dormimos la siesta, y a las 19.30 horas condujimos hasta la clínica. Sospechosamente,  ni uno solo de nuestros vecinos durante el desayuno asistió al grupo.

…………………………………………………………………………………………………………

Ayer fue el día internacional contra la violencia machista -lo pongo en minúsculas para evitar buscar el nombre exacto-, y, viendo la televisión, al final del día, caí en la cuenta de que ser homosexual me iba a librar -solo de momento- de la fatal posibilidad de que una ministra cualquiera me susurrase a la oreja que ya no son tiempos para cantar “mi hombre”. A lo que yo, cual diva camp, entonaría:

it cost me a lot  /  but there’s one thing that I’ve got / It’s my man / It’s my man


*Spotify: My man/Billie Holiday

Anuncios

Comentarios»

1. Cursi de FP - 27 noviembre 2009

Cari, me dejas sin palabras.

eltoquedeseda - 27 noviembre 2009

Eso es porque el Elontril me tiene ligeramente mareado. Mua

2. Jose - 27 noviembre 2009

Una de mis canciones favoritas.

“Two or three girls has he
That he likes as well as me, but I love him… “

eltoquedeseda - 27 noviembre 2009

Hay un versión más sobreactuada performed by Barbara Streisand.

3. Suicidio I: el desdoro « EL TOQUE DE SEDA - 11 diciembre 2009

[…] carácter: vehementemente reservado a veces, socialmente flemático casi siempre. Sólo mi bello -my man-, cuando me ve hundido en el sofá, me pregunta temeroso: ¿qué estás […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: